05-001 El Moderno Hablar en Lenguas

Sermón audio Mp3  (7.5 MB 33 minutos) por David Cox

Ve también el libro: "El hablar en Lenguas Modernas: ¿Es bíblico esta práctica?" por David Cox

Introducción – Decimos como bautistas fundamentales que nosotros somos diferentes de los demás por que nos pegamos a la Biblia. Lo que la Biblia dice, nosotros obedecemos.

Llegan los que hablan en lenguas, y nos dicen que no obedecemos la Biblia por que lenguas está en la Biblia y no hablamos en lenguas.

Esto nos hace preguntar, ¿El hablar en lenguas moderna es lo mismo que el hablar en lenguas en la Biblia? Si no es lo mismo, ¿Qué exposición bíblica tenemos para demostrar que es diferente?

Primero empezamos con una definición por los que promueven lenguas. Ellos dicen diferentes cosas a veces, pero casi todos están de acuerdo en tres puntos de que es el hablar en lenguas. El hablar en lenguas para ellos es siempre por pedir que el Espíritu Santo entra en ti (entendiendo que uno ya es cristiano), y luego el Espíritu Santo toma control de uno (entendiendo que uno se entrega al Espíritu Santo), y luego el Espíritu Santo mueve tu lengua sin que tú tienes control de tu lengua. Ellos también critican el falso hablar en lenguas entre ellos, y esto es cuando una persona nada más bajo su propio poder hace sonidos raros para que parece como alguien que habla en lenguas. Ellos condenan esto como el falso hablar en lenguas. Su punto importante es que no es lenguas como en la Biblia si uno no pierde control de sí mismo.

Debemos mencionar unos nombres de los principales predicadores que promueven esto. Kenneth Hagin, Kenneth Copeland, Benny Hinn son predicadores famosos en esto. La iglesia Pentecostal, las Carismáticas, las Iglesias de Dios, y varios grupos son grandes promovedores de lenguas. Anoto que hay grupitos pequeños adentro de ellos que no hablan en lenguas pero son pequeños normalmente.

Centros de promover el hablar en lenguas son en Brownsville Texas, Pensacola Florida, y Toronto Canada. También hay otros elementos que parece de siempre estar presente con el hablar en lenguas, como el caer en el piso y revolcarse, el caer en el piso y empezar a hacer sonidos de animales, y otras cosas parecidas. Uno de estos es el matado en el espíritu. Esto es supuestamente el Espíritu Santo que es impuesto sobre las personas por la imposición de manos, por pegarles en la frente con la palma, o el soplar sobre ellos. La reacción es que la persona se cae al piso en un desmayo. A veces hacen colas de una docena o más de personas y con un soplo todos se caen como dominós. Sanidades son comunes entre estos grupos.

Un punto de crítica que levantamos aquí es ¿Por qué dicen que este es la muestra del Espíritu Santo entrando en el cuerpo del cristiano?

Romanos 8:9 Mas vosotros no vivís según la carne, sino según el Espíritu, si es que el Espíritu de Dios mora en vosotros. Y si alguno no tiene el Espíritu de Cristo, no es de él.

Pablo hace claro que si alguien no tiene el Espíritu Santo no es salvo. Al momento de ser salvo cada persona recibe en este momento el Espíritu Santo para siempre.

II. ¿Qué aprendemos de la Biblia sobre el hablar en lenguas?

Debemos entender que no es lo que nosotros decimos que importa, sino lo que Dios ha dicho en su Palabra que es importante aquí. Vamos a estudiar lo que la Biblia dice sobre lenguas. A fin de cuentas hay dos pasajes importantes y amplios sobre lenguas en la Biblia, Hechos 2 y 1ª Corintios 14.

Vamos a leer 1ª Corintios 14:26-40 primero.

1° Corintios 14:26 ¿Qué hay, pues, hermanos? Cuando os reunís, cada uno de vosotros tiene salmo, tiene doctrina, tiene lengua, tiene revelación, tiene interpretación. Hágase todo para edificación. 27 Si habla alguno en lengua extraña, sea esto por dos, o a lo más tres, y por turno; y uno interprete. 28 Y si no hay intérprete, calle en la iglesia, y hable para sí mismo y para Dios. 29 Asimismo, los profetas hablen dos o tres, y los demás juzguen. 30 Y si algo le fuere revelado a otro que estuviere sentado, calle el primero. 31 Porque podéis profetizar todos uno por uno, para que todos aprendan, y todos sean exhortados. 32 Y los espíritus de los profetas están sujetos a los profetas; 33 pues Dios no es Dios de confusión, sino de paz. Como en todas las iglesias de los santos, 34 vuestras mujeres callen en las congregaciones; porque no les es permitido hablar, sino que estén sujetas, como también la ley lo dice. 35 Y si quieren aprender algo, pregunten en casa a sus maridos; porque es indecoroso que una mujer hable en la congregación. 36 ¿Acaso ha salido de vosotros la palabra de Dios, o sólo a vosotros ha llegado? 37 Si alguno se cree profeta, o espiritual, reconozca que lo que os escribo son mandamientos del Señor. 38 Mas el que ignora, ignore. 39 Así que, hermanos, procurad profetizar, y no impidáis el hablar lenguas; 40 pero hágase todo decentemente y con orden.

Primero que vemos que Pablo está corrigiendo prácticas malas en los servicios de la iglesia en Corintios.

Aquí vemos unas reglas que Pablo impuso de parte de Dios, y debemos recordar que esto era claramente cuando lenguas fueron parte de los servicios en la iglesia en el Nuevo Testamento. Hay principios generales aquí sobre la conducta de servicios y hay principios específicos (reglas) sobre el hablar en lenguas.

Una regla general es que versículo 26, que todo se hace para la edificación de la congregación, no por otros motivos. En versículo 31, Pablo anota que el asunto que todos deben entender lo que es dicho y hecho es también importante. La exhortación es el objetivo de todo que ministro en la iglesia. Exhortación podamos definir por reconocer que es la voluntad de Dios por la Palabra de Dios, luego reconocer donde uno mismo no cumple o sí cumple, y luego una palabra de animar la persona de cambiarse. Esto es exhortación.

Otro principio general aquí es en versículo 32, “los espíritus de los profetas están sujetos a los profetas”. Esto otra vez nos causa mucha duda sobre el fenómeno moderno de hablar en lenguas porque como es definido universalmente por los que promueven lenguas, el hablar en lenguas es cuando tú invitas al Espíritu Santo de entrarte, y pierdes control de ti mismo. Esto es exactamente el opuesto de que la Biblia dice en el pasaje principal de explicar lenguas. “El espíritu del profeta está sujeto al profeta.” O sea, nunca el profeta pierde control de sí mismo en lo que presenta Dios sobre este tema.

Debemos anotar algo sobre la palabra profeta también. Un profeta era alguien que era vocero de Dios. Hablaba por Dios repitiendo las Palabras de Dios al pueblo. En el caso de la nación de Israel, ellos tuvieron avisos de Dios con la amenaza de castigo por medio de Dios. En esto si no arrepintieron de sus pecados, Dios les castigo. Estos castigos eran predichos por Dios por medio de sus profetas. En esta forma la idea de profeta se cambió un poco para incluir el predecir el futuro. Cuando el Profeta Natán enfrentó al Rey David con su pecado con Betsabe, diciendo, “Tú eres el hombre”, esto es el ministerio puro de profeta. Es de predicar al pueblo para que reconozcan sus pecados y si Dios permite y ellos responden, se arrepienten de sus pecados.

Ahora en el asunto de hablar en lenguas, debemos anotar que el hablar en lenguas en la Biblia era claramente la predicación de la Biblia, no sonidos no inteligibles a las personas presentes. En Hechos 2 menciona cada idioma que fue representado.

Vamos a ver otras reglas.

En versículo 27, Pablo dice que el hablar en lengua extraña sea por dos o a lo más tres, y por turno. Aquí empezamos de discernir que hubo un problema en la iglesia en Corintios. Todos hablaba en lenguas, todos o muchos a la misma vez, y no hubo orden.

Otro de estos principios de Dios es en versículo 40, que todo se hace decentemente y con orden. Estas reglas restringen lo que es contra la voluntad de Dios, la confusión. En versículo 33 Pablo lo dice claramente, “Dios no es Dios de confusión, sino de paz”. Dios no está en nada de confusión en la iglesia.

Entonces las reglas de Dios hasta aquí son que el que habla en lengua, lo hace uno por uno, siempre por turno, y con un límite máximo de 3 en un solo servicio. Vemos que esto es totalmente contrario a la práctica moderna de lenguas.

También regresamos a un punto anterior. El hablar en lenguas en la Biblia era una comunicación de la Palabra de Dios en un idioma entendible. En Hechos 2:11 dice claramente “les oímos hablar en nuestra lenguas las maravillas de Dios”. Probablemente refería al sermón de Pedro que es lo que sigue, donde Pedro claramente proclamó Jesús de ser el Mesías prometido.

En el caso de 1ª Corintios 14, versículo 28 impone otra regla o restricción de que siempre tiene que ser un intérprete presente interpretando lo que dice el que habla en lenguas para que los demás entiendan. Esto regresa a nuestro punto de que el hablar en lenguas es de comunicar las verdades de Dios en forma de palabras entendibles.

En versículo 29 Pablo aclara que esto es para que los demás juzguen lo que es dicho para ver si es bíblico o no. Dios nos manda y nos requiere que estamos examinando todo que pasa en la iglesia y especialmente lo que es predicado para ver si es bíblico.

Hechos 17:11 Y éstos (en Berea) eran más nobles que los que estaban en Tesalónica, pues recibieron la palabra con toda solicitud, escudriñando cada día las Escrituras para ver si estas cosas eran así.

Luego Pablo aumenta otra regla en versículos 34-35. “Que vuestras mujeres callen en las congregaciones; porque no les es permitido hablar, sino que estén sujetas, como también la ley lo dice. Y si quieren aprender algo, pregunten en casa a sus maridos; porque es indecoroso que una mujer hable en la congregación.”

Aquí vemos una gran brecha entre el hablar en lenguas en la Biblia y el hablar en lenguas moderna. Simplemente es incorrecto que una mujer se pare enfrente de la iglesia cuando hay hombres en la congregación a predicar, enseñar, en hablar en cualquier forma o tomar la palabra o dirigir el servicio o ponerse en frente de la congregación para cualquier asunto.

Debemos anotar que en el movimiento del hablar en lenguas, hay casi dos veces más mujeres que hablen en lenguas que hombres, y por medio de este movimiento ha llegado de ser común que ha predicadores femeninas y pastoras. Todo esto ha recibido un empujón por el movimiento Pentecostal y los Carismaticos. Y debemos decir que todo esto no es bíblico.

Pablo nos dio los requisitos para un hombre de Dios que pastorea y predica al pueblo de Dios en 1ª Timoteo 3. En los versículos antes de las calificaciones, Pablo claramente prohíbe las mujeres de entrar.

1° Timoteo 2:11 La mujer aprenda en silencio, con toda sujeción. 12 Porque no permito a la mujer enseñar, ni ejercer dominio sobre el hombre, sino estar en silencio.

Esto es claro que es contra la voluntad de Dios y el orden que impone Dios de tener mujeres ejerciendo dominio sobre los hombres, enseñando, predicando, exhortando, o en otra forma hablando en la iglesia. Es indecoroso, o algo que no debe ser.

Ahora vamos a hacer un resumen, unas conclusiones, y unas observaciones.

El hablar en lenguas no es para que uno mismo sienta bien. Su propósito era para la comunicación del evangelio y la Palabra de Dios en el contexto de predicación. Según versículo 29 debemos juzgar el contenido de la predicación, y no podamos si no entendemos lo que es dicho. Esto apoya el punto claro de Hechos 2 que el hablar en lenguas siempre era idiomas humanas de personas presentes.

El movimiento del hablar en lenguas es casi unida en que lenguas es idioma angélica o lenguas estáticas (que quiere decir sonidos sin significado en ningún idioma aquí o en el cielo).

Ahora el gran problema.

Pero debemos regresar al principio de este sermón. El hablar en lenguas como se definen hoy en día por los que promueven el hablar en lenguas tiene una característica que ellos imponen sobre ello. No es de uno mismo sino es del Espíritu Santo. O sea, la persona que habla en lenguas por sí mismo, haciendo sonidos raros de su boca sin que pierda el control al Espíritu Santo, esto no es el hablar en lenguas según ellos. A fuerzas uno tiene que perder control al Espíritu Santo para que sea el hablar en lenguas según la Biblia.

Pero esto nos causa un gran problema con este movimiento. Por definición de ellos mismos, el hablar en lenguas es de perder el control. No es de uno mismo, simplemente la persona invita, abre la puerta, y de allí no participa excepto involuntariamente. De hecho en los servicios donde hablan en lenguas hoy en día muchas veces las personas se pasan a ser inconcientes de un estilo, y otros tienen que relatar que pasó a ellos mientras que hablaba en lenguas.

Bien, entonces, si Dios impuso reglas por que no era la voluntad de Dios que estaban haciendo en la iglesia en Corintios y tampoco no es la voluntad de Dios lo mismo que pasa en iglesias modernas, entonces, ¿No es pecado lo que no es la voluntad de Dios? O sea, no es lo que quiere Dios, entonces está mal por todos modos.

Si es pecado, ¿Quién pecó? Pues normalmente decimos que la persona haciendo algo contra la voluntad de Dios es quien que peca, pero en este caso, ellos mismos definen el hablar en lenguas de ser una pérdida de control entonces no es ellos.

Pues ¿quién supuestamente es atrás del hablar en lenguas? ¿Quién pecó? Aquí andamos en problemas. Dicen que el hablar en lenguas es del Espíritu Santo. Entonces ¿podamos decir que bíblicamente es Dios quien que está haciendo o causando estas personas de pecar? No creo que alguien acepte esto.

Santiago 1:13 Cuando alguno es tentado, no diga que es tentado de parte de Dios; porque Dios no puede ser tentado por el mal, ni él tienta a nadie;

Bueno, entonces si rechazamos que el mero hablador en lenguas está pecando porque así definen los Carismaticos y Pentecostales, y rechazamos que es realmente el Espíritu Santo quien que está moviendo su lengua, entonces ¿Quién más puede ser? Otra vez por definición de los que promueven lenguas, es sobrenatural, entonces no puede ser por imitar a otras personas.

Esto nos deja con dos posibilidades. Es de los demonios o de los buenos ángeles. Si fuera un buen ángel envuelto en esto, entonces simplemente será juzgado inmediatamente por Dios como lo hizo con Satanás cuando causó a Adán y Eva de pecar. Dios le trata con los demonios.

Entonces la única conclusión válida es que el moderno hablar en lenguas es una manifestación de actividad demoníaca.

Yo he presentado este argumento a muchos que hablan en lenguas, y siempre lo mismo sucede a este punto. No hay otra salida, pero ellos no pueden aceptarlo. Me dicen así, “Hermano, no sé de todo esto, pero si nada más hablas en lenguas una sola vez, y vas a saber que es de Dios.”

Mi repuesta a esto es simple. Le digo, “Yo tengo una cosa en la casa que va a transformar tu vida. Lo cuidamos en la cocina. Se llama veneno para ratas. Tomas un solo trago de ello y te garantizo que te va a cambiar toda tu vida, y vas a encontrar a Dios por medio de ello. De veras.” Me sonríen y me dicen que no van a tomar a esto. Pregunto, “¿Por qué no? No sabes lo que faltas hasta que lo pruebas.” Esto es el argumento que ellos usan conmigo. No tengo que probar algo cuando veo muestras de peligro. Simplemente no es bueno, no es saludable, y es peligroso entonces me alejo de allí corriendo.

Debo parar aquí un momento y darles crédito donde debo. El hablar en lenguas moderna sí es sobrenatural. Es una experiencia totalmente afuera de lo normal de las experiencias humanas normales. Esto no tengo duda. Es obra de un demonio.

Aquí entramos en la autoridad que uno tiene. Somos bíblicos y obedecemos la Biblia. Pero los movimientos Pentecostales y Carismaticos son grupos que dicen que creen en la Biblia, pero a la verdad no sigan la Biblia sino sus experiencias y emociones, y debemos entender que una experiencia con un demonio es una experiencia tremenda.

El sobrenatural no debe causarnos de honrar algo. Cuando Moisés enfrentó a los magos de Faraón, los magos tuvieron la misma habilidad sobrenatural que tuvo Moisés. La Biblia afirma que Satanás todavía retiene su posición y poder que Dios le dio antes que se cayó. En 2ª Corintios 4:4, Pablo refiere al “dios de este siglo.”

Entonces cuando veo algo que parece mágica o sobrenatural, mi pensar no es que tiene a fuerzas de ser de Dios, sino que la duda que si es realmente de Dios o del diablo. Puede ser cualquier de los dos.

En 1ª Juan 4:1 Dios nos manda de no crear todo espíritu, sino probad los espíritus si son de Dios, porque muchos falsos profetas han salido por el mundo.

Cuando examinamos el hablar en lenguas modernas, vemos que alinea mucho mejor con la actividad de demonios que la actividad de Dios.

Primero, vemos el típico de los demonios. Se tira al piso revolcándose. Esto por los siglos ha sido la marca de un endemoniado, no la marca de la presencia de Dios. Déjame un momento de comentar qué es la marca del Espíritu Santo. Simplemente, Él es el Espíritu de Santidad, él lleva la característica de santo, o piadoso. Santidad podamos definir como el dejar de pecar. Esto sí consta con la Biblia, que todos que tienen el Espíritu Santo hacen la obra de Dios dejando sus propias voluntades a un lado, y sobre todo, deja de pecar.

Pero vemos en la Biblia que cuando un demonio influye o toma residencia adentro de alguien (por invitación de esta persona y aquí es donde es tan peligroso lo que hacen estas personas), entonces pierden control de sí mismo. Vemos en Mateo 17:15 que este demonio le echó al joven en el fuego o en el agua tratando de hacerle daño aparentemente.

Además vemos que Dios no obra por deshabilitar el individuo. Al contrario, la forma en que obra Dios es de enfrentarle con la voluntad de Dios y esperarle de su propia voluntad de responder queriendo de cumplir con la voluntad de Dios. En Gálatas 5:22-23, Dios anota que un fruto del Espíritu es templanza, que es control de uno mismo. Esto es el opuesto de perder el control. Esto consta con lo que Pablo dijo en 1ª Corintios 14, el pasaje que vimos, cuando Pablo dijo, “los espíritus de los profetas son sujetos a los profetas”.

Los demonios toman control de una personal para manipularle contra su conciencia. Esto de hablar en lenguas como nos presenta hoy en día no es de Dios sino es la actividad de demonios.

¿Qué era el hablar en lenguas en la Biblia?

Bueno, de hecho ahora sabemos que los puntos más importantes en el hablar en lenguas son:

(1)  Que es la predicación de la palabra de Dios en un idioma humana de personas presentes.

(2)  Que siempre la persona hablando tiene control de sí mismo para callarse y sentarse si otra persona empieza a hablar.

(3)  Que siempre es con un orden, decentemente, para que no haya confusión en la Iglesia de Dios.

Tal vez la razón porque Dios dio lenguas debe ser aclarada aquí. El hablar en lenguas entre el pueblo de Dios es algo con un propósito distinto. No es solamente un don, o sea, una habilidad espiritual que Dios brinda para unos individuos. Recordamos que en Génesis 11 que todos los hombres en la tierra decidieron de edificar una torre al cielo. Dios les castigo por su orgullo con diferentes idiomas. Lenguas entonces empieza en la Biblia como muestra del castigo de Dios.

Luego vemos que Dios usó otras naciones extranjeras para castigar a Israel por su rebeldía. En Deuteronomio 28:49, Jehová dice claramente que iba a usar una “nación cuya lengua no entiendas”. En Jeremías 5:15 otra vez Dios dice que va a castigar a Israel por medio de “gente cuya lengua ignorarás, y no entenderás lo que hablare”.

Entonces cada vez que el pueblo de Israel oyó confusión en las calles y soldados hablando en lenguas, fue reconocida como el castigo de Dios ha llegado otra vez.

Ahora en 1ª Corintios 14:21-22 dice

En la ley está escrito: En otras lenguas y con otros labios hablaré a este pueblo; y ni aun así me oirán, dice el Señor. Así que, las lenguas son por señal, no a los creyentes, sino a los incrédulos; pero la profecía, no a los incrédulos, sino a los creyentes.

O sea, Pablo mismo repitió este principio, que el hablar en lenguas era un estilo de castigo para el pueblo de Israel. Debemos entender que los Israelitas fueron una comunidad muy cerrada. No quisieron anunciar a la salvación a todo el mundo. Por lo general, la información apenas salió de entre ellos.

El Antiguo Testamento es en hebreo, y aun los mismos judíos no hablaban hebreo muy bien, menos de escribirlo y leerlo. El sistema de sinagogas fue instituido básicamente para enseñar judíos ignorantes del hebreo su idioma para que pueden entender la Palabra de Dios. Además, no vemos evidencias que ellos trataron de traducir la Biblia a otros idiomas, menos de escribirlo en una versión. La excepción era en griego, que era el idioma de comercio. Esta versión se llama el septuaginta. Pero aun con esto, era hecho por judíos para judíos. Los eventos del Nuevo Testamento fueron dichos en arameo (una forma de hebreo más moderna) o griego.

Entonces lo que pasó en Hechos 2 es importante porque primero sobre todo, Dios abrió el camino para la iglesia. Esto quiere decir que los creyentes de otras naciones (gentiles) que hablan otro idioma son iguales con el judío. Segundo, vemos que la palabra de Dios fue anunciada entre las naciones.

Ahora, si leemos 1ª Corintio 14 cuidadosamente, con la idea que se trata es cuando hermanos de otros idiomas se mezclan con una iglesia que no habla su idioma, todo hace perfecto sentido. Como en la Iglesia Católica, tuvieron oraciones y misas en latino, y nadie entiende que es dicho. No es edificante. Así Pablo está tratando con algo parecido. Versículos 1 hasta 11 Pablo pone las bases de porque no es edificante si alguien habla en otro idioma y nadie entiende lo que es dicho.

Debemos entender que el hablar sonidos sin significado en ningún idioma es de hablar como un bebé. Pero Pablo describe lo que pasa en versículo 11 como “seré como extranjero”.

El hablar en lenguas entonces es cuando un hermano quiere compartir algo de la palabra de Dios pero que no habla el idioma de la iglesia donde está al momento. Sí, debemos dejarle hablar, pero limitado a 2 o 3 por servicio, y siempre con intérprete. Aun así las mujeres no pueden tomar ventaje para predicar a hombres en tal situación. La regla de orden, o sea, que nunca hay dos personas hablando a la misma vez es especialmente aplicado al proceso de traducción cuando uno dice algo en un idioma y el otro lo traduce. En este proceso nunca debemos ver dos personas hablando a la misma vez sino uno dice algo y luego el otro.

Pero entonces, ¿De dónde sacaron la idea de que el hablar en lenguas es algo místico, algo donde Dios desciende y toma control de la persona para manipularle así como enseñan hoy en día? Esto lo vamos a tratar en el segundo sermón de este serie, ¿De dónde vino lenguas modernas?