Principios para un Matrimonio Bíblico

Por David Cox                    pdf | MSWord | menú de folletos

v1 ©2005 www.davidcox.com.mx/folletos
Se puede fotocopiar e imprimir libremente este folleto

Los Cimientos Bíblicos

Hay tres cimientos bíblicos para un matrimonio bíblico que agrada a Dios y que es un placer de disfrutar: (1) obediencia a Dios y a Su voluntad, (2) un concepto y práctica de amor bíblico, y (3) un entendimiento y respeto del principio de una sola carne (sexo). Aunque la decisión con quien te casas es algo personal, una vez hecha, Dios entra en la relación para ratificar (o hacer legal) y obligatorio esta relación Mateo 19:6.

Obediencia a Dios y a Su voluntad – La base para la felicidad y la vida eterna es la misma, obediencia a la voluntad de Dios. Por eso los dos deben ser cristianos, salvos y esforzándose a servir a Dios.

Según Juan 6:40 la voluntad de Dios es que todos creen en Jesucristo para la vida eterna. En 1ª Juan 2:17 dice que “el que hace la voluntad de Dios permanece para siempre”. La base de la salvación es obediencia a la voluntad de Dios, y esto empieza primero con aceptar a Jesús como su salvador personal. Lo demás de la vida cristiana gira alrededor de este espíritu de obedecer a Dios. Uno pone su vida en orden según Dios nos indica en la Biblia. Lo que está afuera de lo que Dios quiere, es pecado y rechazado, pero lo que Dios dice y quiere, es nuestra guía y regla.

El Amor Bíblico – El amor no es una enfermedad que uno consigue contra su voluntad, y le deja sin su control. Dios manda al hombre de amar a su esposa, y la esposa de amar a su esposo. De amar es simplemente un mandamiento que uno obedece si es obediente, y es pecado si no lo hace. El amor no es algo afuera del control de uno mismo, sino es una decisión que uno hace e impone en su vida, o rehúsa de hacerlo en desobediencia a Dios como cualquier otro mandamiento de Dios.

Efesios 5:25Maridos, amad a vuestras mujeres.Tito 2:3-4ancianas… enseñen a las mujeres jóvenes a amar a sus maridos y a sus hijos.” El marido igualmente a la esposa debe amar el uno al otro. Es algo que una persona decide de hacer en obediencia a Dios, y es algo que otros pueden ayudarte de hacer mejor. En el caso de la mujer, debe amar a su esposo en sujeción a su juicio en los asuntos de su familia y matrimonio 1ª Pedro 3:1-6. Para el hombre, él debe cohabitar con ella dándole honor, respeto, y privilegio mayor como algo de gran valor, muy frágil que no quiere que se estresa o que está bajo fuerzas o situaciones difíciles 1ª Pedro 3:7. Simplemente toda su vida espiritual es estorbada cuando no anda bien con su esposa. Uno cumple con el mandamiento de amor bíblico por voluntad propia, o no por rebeldía a Dios.

1 Corintios 13:4 El amor es sufrido[1], es benigno[2], el amor no tiene envidia[3], el amor no es jactancioso[4], no se envanece[5], 5 no hace nada indebido, no busca lo suyo, no se irrita, no guarda rencor, 6 no se goza de la injusticia[6]

Una Sola CarneMat. 19:6 Así que no son ya más dos, sino una sola carne; por tanto, lo que Dios juntó, no lo separe el hombre. Marcos 10:8no son ya más dos, sino uno”. La frase “una sola carne” significa el acto de sexo, pero es mucho más que sexo. Sexo es la unión entre dos personas físicamente, pero en el matrimonio, una sola carne es además el gozo que disfrutan ellos de vivir juntos. Dios dio al hombre la mujer para ser su ayuda idónea, porque no tuvo alguien con quien compartir la vida Gén. 2:18. Este aspecto es tanto físico, cultural, social, espiritual, amoroso, y muchos aspectos más aun. Prácticamente esto significa que los dos son una sola unidad. Ef. 5:29 Porque nadie aborreció jamás a su propia carne, sino que la sustenta y la cuida.” Por ejemplo, si quieres entender como funciona esto con tu pareja, pon tu mano en una mesa, y pega tu mano con un martillo hasta romper todos los huesos. ¿Verdad que nadie hace eso? ¿Por qué? Simplemente porque es su propio cuerpo, y lo que daña a mi mano, me daña a mí. Lo que causa dolor a mi mano es dolor para mí. Entre pareja, no hay ganancia en pelear o causar problemas para tu pareja. Todo malestar, estrés, problema, o dolor para tu pareja te perjudica, buscas de evitarlo.

DCOX ¿Qué son los fundamentos bíblicos para un matrimonio que agrada a Dios?Problemas de Santificación y Sexo - Debemos entender que el matrimonio cristiano debe ser uno en que los dos están buscando de hacer la vida del otro lo más bonita y placentera posible. Parte del papel de cada uno es de causar un ambiente hogareño donde un cristiano puede vivir bien con su Señor. 1 Pedro 3:1-7 habla de orden en el hogar, y comenta que la mujer debe ser sujeta (aun a esposos inconversos) y debe adornarse con un corazón afable[7] y apacible[8] en obediencia a sus maridos. Al fin (3:7) dice que los hombres deben “vivir sabiamente con ellas dando honor a la mujer como a vaso más frágil” y que deben amar a sus esposas, y “no ser ásperos Col. 3:19para que vuestras oraciones no tengan estorbo”.

Parte de este ambiente cristiano es que los dos vivan y sirvan a Dios correctamente. La santificación (de ser libre de pecado) entra aquí. 1 Tes. 4:3-4 pues la voluntad de Dios es vuestra santificación, que os apartéis de fornicación que cada uno de vosotros sepa tener su propia esposa en santidad y honor”. Para este propósito, Dios también manda “pero a causa de las fornicaciones, cada uno tenga su propia mujer, y cada una tenga su propio marido. El marido cumpla con la mujer el deber conyugal y asimismo la mujer con el marido. La mujer no tiene potestad sobre su propio cuerpo, sino el marido; ni tampoco tiene el marido potestad sobre su propio cuerpo, sino la mujer. No os neguéis el uno al otro… para que no os tiente Satanás”.

Tareas y Trabajo para el Hombre

Problema de los hombres – En Génesis 2-3 Dios nos informa como nuestra situación del pecado llegó a ser, igualmente como la creación de los seres humanos. Dios dio el mando a Adán de dominar la tierra, su trabajo (el huerto), su hogar, su matrimonio, y defenderlos Gén. 1:26, 28. Creó a Eva para ser su “ayuda idónea” (Gén. 2:18) no para dominarlo a él. En la caída, Dios castigó a Adán por haber escuchado a su mujer, por dejar que ella tomara el liderazgo y hacer las decisiones. Simplemente el problema con los hombres es que no son los líderes que Dios manda y exige que tienen que ser. La mayoría prefieren dejar que sus esposas (o niños u otros) toman el liderazgo que es el deber del hombre. El hogar nunca va a ser lo que debe ser hasta que este punto se corriga. Le cae al hombre como líder a corregir lo que sea incorrecto o indebido en el hogar o el matrimonio.

Proveedor – Dios mandó al hombre de “labrar” (Génesis 2:15), o sea, trabajar. La Biblia presenta que el hombre que no se sostiene a sí mismo, a su esposa, y a su familia está fallando tan horriblemente, que pues, niega la fe cristiana. “Porque si alguno no provee para los suyos, y mayormente para los de su casa, ha negado la fe, y es peor que un incrédulo1 Timoteo 5:8. Y en 2 Tes. 3:10-11 aclara “Si alguno no quiere trabajar, tampoco coma”. No debemos tener piedad y ayudar económicamente a otros “cristianos” si no se esfuerzan de sostenerse a ellos mismos. Esto es principalmente para los hombres. Dios manda a los hombres de trabajar y sostener la casa. 1 Tes. 4:11-12procuréis tener tranquilidad, y ocuparos en vuestros negocios, y trabajar con vuestras manos… (para que) no tengáis necesidad de nada.

Maestro Espiritual – Regresamos al huerto. Dios dio instrucciones de no comer del árbol. El diablo cambió las instrucciones de Dios (la Palabra de Dios), y Eva cayó en su trampa. Eva no fue creada todavía cuando Dios dio “la clase”. Pero Adán aparentemente no le enseñó bien lo que Dios había dicho. En el mundo espiritual, el proteger es por medio de enseñar e imponer. En 1 Timoteo 2:8-15, Pablo exhorta que los hombres oren “sin ira ni contienda.” Parte de esto es que la mujer se porta bien (es modesta) 2:9-10 y parte es que las mujeres ni enseñan ni toman dominio sobre el hombre 2:11-12. La mujer no debe ser líder de la casa (tampoco en la iglesia), o sea, dominar al hombre. En instrucción espiritual, debe ser callada en la presencia de hombres (1ª Cor. 14:34 “que vuestras mujeres callen en las congregaciones; porque no les es permitido hablar, sino que estén sujetas”). En 1 Tim. 2:13-15 Eva era en transgresión, entonces que todas las mujeres deben ocupar una posición de sumisión por que Dios les impone esto.

Tareas y Trabajo para la Mujer

Ayuda Idónea – La mujer encuentra su felicidad en cumplir con su propósito, lo de ser una ayuda idónea (Gén. 2:18). Esto habla de completar o hacer bonita la vida de su hombre. 1 Cor. 11:8-9el varón no procede de la mujer, sino la mujer del varón y tampoco el varón fue creado por causa de la mujer, sino la mujer por causa del varón.” La palabra “ayuda” tiene la idea de rodear, tener presencia en todos lados y en todas las cosas, de abastecer o hacer suficiencia. 1 Tim 2:15 da su “socorro” por lo que hizo en el huerto con el engendrar a hijos, y permanecer en la fe, amor, y santificación con modestia.

De ser sujeta – La mujer salva debe siempre adornarse con modestia, pero también con sujeción a su propio esposo. De ser sujeta a Dios es de reconocer la maldición de Eva sobre ella, y portarse según Dios ha mandado para las mujeres. Gén. 3:16tu deseo será para tu marido, y él se enseñoreará de ti”. De reconocer el liderazgo de tu esposo es de suprema importancia en andar bien en esta vida. Ef. 5:22-23las casadas estén sujetas a sus propios maridos, como al Señor, porque el marido es cabeza de la mujer, así como Cristo es cabeza de la iglesia… así también las casadas lo estén a sus maridos en todo.” Mientras la tarea importante del marido es de amar y mostrar este amor y cuidado a la esposa Ef. 5:25, la mujer debe ser apoyo y sujeta a su marido.


 

[1] Tiene paciencia, puede esperar y aguantar mucho.

[2] De demostrarse útil, benevolente.

[3] Celosos, de afectarse (por lo peor) sobre algo, o de ser celoso sobre alguien.

[4] Pone a sí mismo primero sobre todo y sobre todos.

[5] De pensar más de sí mismo que es correcto.

[6] Busca la vida más bonita y placentera para otros.

[7] Suave, humilde, no brava, no contenciosa.

[8] De cuidar su lugar correcto. Estar en paz, quieta. Sin estorbar, o interrumpiendo o imponiéndose.
Este sitio de folletos por David Cox están moviéndose a www.folletosytratados.com Con tiempo (estoy empezando julio 15, 2011) todos van a estar allí, y cualquier nuevo folleto también será subidos allí, no a www.davidcox.com.mx entonces por favor visita allá en el futuro. Por favor cambia sus marcadores de este sitio al nuevo.

 

Contador de visitas a la página